Imagen: Studio Ghibli
Como un balde de agua fría debe haber sido recibida la entrevista en donde el genio de la animación japonesa Hayao Miyazaki confiesa que su intención al hacer películas es hacer un negocio. “Hago películas como un negocio, no como un esfuerzo cultural”, declaró el creador de Mononoke Hime en una entrevista al diario Asahi al ser consultado sobre la influencia de sus filmes. La entrevista fue tras el estreno de Kaze Tachinu, la más reciente entrega del Studio Ghibli. Mis películas simplemente tienen éxito. Si a la gente no le interesara lo que hago, mi empresa  se iría a pique“, agrega a reglón seguido Miyazaki. Y es que el realizador, de 72 años, explicó que con el paso de los años ha aprendido a reconocer “las limitaciones” de sus empeños y que ya no se siente “obligado a hacer algo por el mundo” como cuando era más joven. Asimismo, el creador de Tonari no Totoro le quitó peso a la influencia que ejercen sus películas sobre los espectadores de todo el mundo. Por otro lado, Miyazaki manifestó que desde hace dos décadas, en contra de la tendencia nipona de subcontratar animadores en el extranjero para rebajar costes, el Studio Ghibli insiste en emplear una planilla japonesa fija. De esa forma busca “asegurar la calidad” del producto y porque el pago por pieza perjudica a los artistas. “Sabíamos, claro está, que hacer esto nos iba a obligar a ser más prolíficos a la hora de producir nuevas obras para llegar a fin de mes, y que esto reduciría nuestra eficiencia operativa”, agregó Miyazaki. Además del Studio Ghibli, creo que la única compañía de animación japonesa que tiene una determinada cantidad de gente estable en su planilla es Khara Inc, de Hideaki Ano, el director del anime Neon Genesis Evangelion. Conozco y he trabajado con Anno por 30 años. Está pasando por dificultades innombrables, dándose por entero en hacer películas y preparando la nueva generación de cineastas”, indicó. Sobre Kaze Tachinu Al comentar su filme Kaze Tachinu (El viento de levanta), reconoció que es contradictorio que él, siendo antibelicistas, haga una loa sobre el A6M Zero-sen (bombadero nipón en la II Guerra Mundial). Sin embargo, explicó que la película responde a su amor por la aviación y el diseño de dicho artefacto. Asimismo, busca explorar el “sueño hermoso, pero maldito” que supuso el avión para Jiro Horikoshi.   Mi opinión ¿Siguen en shock por las palabras de Miyazaki? Ja. La verdad, yo no. Cuando lo leí, solo sonreí, pues en una época como la nuestra es necesario pensar en el negocio. Y el tener una empresa exitosa implica haber aceptado las reglas del mercado, pero creo, eso no significa haber caído en la reificación, esa cosificación imperante en nuestras sociedades y que es la antítesis de la cultura. Las palabras de Miyazaki me hacen recordar a los estudiosos de Frankfurt y su lucha por la defensa del arte y por ende la cultura, en los albores de la industria cultural. Pienso, humildemente, que si lo llevo a Frankfurt, Miyazaki sigue la vereda de Walter Benjamin y se aleja de Theodore Adorno (y me estoy yendo por la tangente…). Para que una obra sea arte es necesario que exista crítica, estética y reivindicación de la vida. Esas tres cualidades, con o sin la voluntad de Miyazaki, se ven en cada una de sus obras, desde la fiera Nausicaa hasta la tierna Ponyo.  Y no es por nada, con o sin fines de lucro, salta a la vista que Miyazaki ama lo hace. Solo así se explican las horas invertidas en animaciones hechas a manos hasta alcanzar la perfección. Miyazaki tiene razón. Si la gente no se interesara por sus películas, el Studio Ghibli no funcionaría, se iría a la quiebra. El arte por el arte es de modernistas, y Miyazaki es realista. Él no tiene un fin cultural y quizá sea por eso que tiene tanta acogida su trabajo; no es forzado, es un trabajo bien hecho, pensado. El padre de “Totoro”, con sus siete décadas encima, sabe que sus intenciones tienen límites. Por más hermosa que sea Mononoke Hime, seguirán existiendo empresas que destruyan el bosque amparados en la “supervivencia”, o ¿no? … ¿Será que el espíritu rebelde se va apaciguando? Quizá sí, quizá no. Lo que no puede negar, sin embargo, es que sus obras obligan a la introspección, a la reflexión, a la afirmación de la vida. Él puede minimizar el efecto que sus filmes tienen sobre los espectadores, pero los espectadores de sus filmes no minimizamos los efectos que nos producen, todo lo contrario, los maximizamos. Gomen Miyazaki, para nosotros, tus películas son obras de arte. Las películas del Studio Ghibli son éxitos de taquilla de inmediato en Japón, por encima, incluso de los superhéroes occidentales y de otras animaciones niponas. Una gran cualidad de Miyazaki, considero, es que sus obras son admiradas por el público masivo y la élite cultural. La crítica siempre encontrará belleza, dedicación, inteligencia, maestría, y el público siempre disfrutará del trabajo visual, y con suerte, reconocerá el mensaje detrás de las celdas de animación. Miyazaki ha logrado demostrar que no es imposible la comunión del arte y el público masivo. La estética, la crítica y la reafirmación de la vida, siempre están presentes en sus obras consumidas por millones de personas en el mundo. Las obras de Miyazaki no ofrecen sexo, drogas, violencia (sin sentido), ni lenguaje en doble sentido, por el contrario, llaman a la reflexión en los tiempos del homovidens y de bestsellers convertidos en películas. Sus obras demuestran que se puede hacer un buen trabajo, sin subestimar al público, y sin darle basura. Y el público responderá positivamente. Es decir, hay esperanzas. Miyazaki, sigue haciendo negocios, por favor. (PD: Miyazaki ha demostrado que Benjamín tenía razón) PD: Este post está en medio de cambios aún!

Post by ladyotaku

Related post

Comments(8)
  1. By Alejandra Vizarreta Ykehara

    Me parece razonable tu postura y coincido en varios puntos. En primer lugar, porque de hecho esas respuestas suenan muy “amarillistas” como comentas, ya que, de hecho, la mayoría de las personas obtendrían una respuesta inmediata con solo leer aquella frase del comienzo. Por otro lado, buen análisis de la situación de todo cineasta. Es cierto que un realizador desea mostrar su obra desde un principio; sin embargo, es ahí donde, al entrar al mercado, debes de priorizar tus puntos para que tus trabajos sean vistos. Pero ahí es donde destaco el trabajo de Miyazaki, puesto que no solo son películas lo que nos muestra, sino unas verdaderas obras de arte.

    Ha sido un placer leer esta nota que no solo se queda en el contexto inicial de la entrevista
    ¡Un gran saludo!

    Lady Otaku: Hola! Gracias! Me llamó la atención que cuando lo encontré, fue en español, basado en una nota de EFE y se decía que Miyazaki había dicho que “sólo” era por negocio, buscando otras fuentes en inglés, encontré que no dijo el “sólo”, así que el post seguirá cambiando hasta que encuentre la versión en japonés y alguien me ayude a traducirla.

    2647 weeks ago | | Reply
  2. By Miguel

    La parte del artículo “Mi opinión” es un disparate: pretende argumentar académicamente, pero no es más que una excusa sensiblera; y el artículo todo, una irresponsabilidad total: se escribe con datos fidedignos y no de mediana o nula credibilidad. Y, ¡por favor!, es tan complicada una buena redacción.

    Lady Otaku: Hola! Gracias por leer. o.O… Bueno, si te parece excusa sensiblera, gomen nasai, pero es, como dice claramente, “mi opinión”, que no pretende ser una argumentación académica. Esto no es un ensayo. Sobre los datos, pues están basados en una entrevista a Asahi, que ha sido destacada por agencias de prensa. Sin embargo, la he encontrado medio tendenciosa en los medios donde la he visto en el idioma español, la versión en inglés me parece más limpia, aunque quiero la versión en japonés. Por eso este post continuará en cambios. Disculpa que mi redacción sea complicada.

    2647 weeks ago | | Reply
  3. By Soujiro

    Y yo que creía lo contrario… pero por otro lado hay mucha razón. Aun así, sus películas son espectaculares 🙂

    2647 weeks ago | | Reply
  4. By elizabeth

    Bueno dejando en lado la entrevista que dio creo yo que todo anime,manga,pelicula etc gira en torno al negocio , tiene razon de que sirve que haga algo dando alma y corazon si la gente no lo quiere ver, la empresa caería y no me sorprendio que haya dado este tipo de comentario, el esta siendo realista y sincero.

    Lady Otaku: Exacto! Uno tiene que pensar en el mercado a satisfacer (y él lo hace genial = ) )

    2647 weeks ago | | Reply
  5. By Kuribo

    ¡Una noticia muy interesante! ¿Podrías darme el link original? Supongo que la entrevista era más larga. ¡Gracias! 🙂

    Lady Otaku: Aquí el link de Asahi en inglés

    2647 weeks ago | | Reply
  6. By AaronV

    Que tal. La noticia tampoco que shockeo mucho, aunque por razones distintas. Creo que luego de décadas de trabajo y a sus más de 70 años, lo cierto es que se siento un tanto desilusionado del impacto transformativo que esperaba de sus pelas, y eso no es algo que reprocharle. El maestro simplemente está cansado.
    Es bastante categórico sobre eso cuando habla del mal atribuido nihilismo de su viejo, el hecho de que “solía sentir” que tenía una obligación con la humanidad y que no considera su obra una empresa cultural sino un negocio. Es bastante directo, no es raro que el sensacionalismo confunda sus declaraciones con cinismo. Ahora bien, si bien no podemos decir si lo dice desde el corazón, podemos decir al menos que con seguridad es el mensaje que quería transmitir. Sus motivaciones han cambiado o se las está cuestionando.
    Es indudable que desde antes incluso que creara la máquina de sueños que es Ghibli, su mensaje con Nausicaa era fuertemente ambientalista (más que en Mononoke creo yo, porque a diferencia del pasado y el presente, cuando habla del futuro muestra, más que nunca, posibilidades terribles), pero el cambio de sus motivos se nota claramente en que su película de despedida no sea predominante ambientalista, sino biográfica, sobre un ícono de la aviación nipona y sobre una de sus pasiones personales.
    No obstante, una de las cosas que me hace pensar que a pesar de su desilusión nunca podrá cambiar viejas costumbres es lo controvertida que resultó Kaze Tachino. El antibelicismo de Miyazaki es otra de las cosas que lo caracterizan y la película ni ensalza el orgullo japonés ni es radical respecto a la creación del Zero como obra de ingeniería. Es la bio de un apasionado, no una loa al avión ni a la guerra. Ni que decir de su oposición abierta al cambio de la Constitución nipona para que se cree, después de décadas, un ejército nacional nipón.
    Por último, con toda buena onda, tus referencias a Benjamin me parecieron simpáticas pero retóricas. Su postura sobre el cine como arte e industria (espero no equivocarme al asumir que aludes a su ensayo de 1936) estaba bastante condicionada por su marxismo y era sumamente especulativa; después de todo opinó en el ’36 y lamentablemente se perdió todo el potencial que el cine demostró después.
    Ahora sí para terminar, reitero que algo de desilusión hay en Miyazaki, pero que por más que se esté cuestionando sus motivos, aún actúa con coherencia, su antibelicismo, en un tema tan delicado como el cambio constitucional, es una prueba. Creo que el maestro solo está cansado (se quería retirar desde Ponyo). El maestro es humano.

    Lady Otaku: Creo que tienes razón, sobre todo respecto al impacto transformativo y lo de cansado. Además, en una larga vida los cuestionamientos siempre están. Es cierto también que ya se quería retirar después de Ponyo… Pero supongo que necesitaba despedirse con algo que lo reflejará, y aunque aún no veo Kaze Tachinu, más allá de la controversia militar y la política nipona, al final es la pasión, y Miyazaki siempre ha tenido predilección por los aviones, desde Porco Rosso… Quiero ver Kaze Tachinu, ya! Espero encontrar “algo” especial en esa película. Sobre lo de Benjamín, asumes correctamente, y sí, es retórica, gomen… El post fue hecho en medio de un brainstorming y en medio de todas las últimas noticias de Miyazaki, no he tenido tiempo de ponerle un punto final. Dejando de lado el marxismo, el cine con Hollywood a la cabeza le dio la razón a Adorno, pero haciendo una especie de contraposición, Miyazaki le da un punto a Benjamín… creo…

    Gracias por comentar !

    2647 weeks ago | | Reply
  7. By luis

    lo que puede acer el dinero vaya aun que eso fue mala onda

    2647 weeks ago | | Reply
  8. By fer

    esas declaraciones aturden al oído del aficionado occidental promedio, pero los japoneses a menudo son así.

    en entrevistas al menos, les he oído decir cosas de sí mismos (y con toda naturalidad) que nosotros en su lugar ni nos atreveríamos a decirnos a nosotros mismos.

    por lo general son muy duros consigo mismos.

    Borges también se trataba así en las entrevistas.

    creo que visitaré tu blog a menudo, ha sido un buen descubrimiento, saludos!

    Lady Otaku: Gracias, esperaré las visitas 🙂

    2647 weeks ago | | Reply

Leave a Comment