Hataraku Saibou (Foto: Akane Shimizu / Kodansha)
Uno de los animes más populares del año ha sido Hataraku Saibou, también conocido como Cells at Work, que se basa en el manga homónimo de Akane Shimizu, y que nos presenta un argumento original: las células que día a día luchan por mantenernos con vida y sanos.

Hataraku Saibou nos introduce al mundo del cuerpo humano, un mundo que tiene millones de células que interactúan. Pero son dos las células protagonistas: la señorita despistada Eritrocito o simplemente Glóbulo Rojo AE3803 y el guardián ‘sanguinario’ Neutrófilo, un tipo de Glóbulo Blanco U-1146.

Cada capítulo de Hataraku Saibou es la lucha contra un enfermedad: desde el Neumococo o Influenza hasta cáncer. Cada episodio es la lucha contra una enfermedad, y aunque siempre aparecen AE3803 y U-1146, varias veces son otras las que salvan el día.

Con todo, los lectores nos damos perfectamente cuenta que el organismo que habitan estas células es normal, hasta se podría decir saludable. Para aquellos cuerpos que no tienen tanta suerte está el spinoff Hataraku Saibou Black, el cual parece estar condenado. A diferencia de Hataraku Saibou, este mundo es oscuro y parece tener los días contados debido a los malos hábitos de su dueño.

Otros spinoff de Hataraku Saibou son: Hataraku Saikin que es Bacteria at Work (Bacterias trabajando) y Hatarakanai Saibou, Cells that don’t work (Células que no trabajan).

Hataraku Saibou es una divertida forma de mostrar lo que ocurre en el cuerpo. La reacción de la crítica ha sido positiva, así como la del público que todos los fines de semana ha esperado por los nuevos episodios de la serie - transmitida en América Latina vía Crunchyroll. Los especialistas en salud también han destacado la forma en la que se han tratado las enfermedades y las funciones del cuerpo.

Post by ladyotaku

Comment(0)

Leave a Comment