Episodio 13 de Dragón Ball Super. (Imagen: Toei Animation /Akira Toriyama )
El episodio 13 de Dragon Ball Super, titulado Gokū yo, Sūpā Saiya-jin Goddo o koete ike! (Gokú, sobrepasa al Dios Super Saiyajin!) se emitió en Japón y mostró más del enfrentamiento entre Bills y Goku.

ALERTA DE SPOILER

  En el planeta de Ro Kaioshin, los seres supremos se preparan para el tercer choque entre Bills y Goku, transformado en el Super Saiyajin God (Super Saiyajin Dios), que amenaza al universo. Bills y Goku están enfrentándose y una enorme energía se forma por el poder del dios de la Destrucción y el Kame Hame Ha . Ro Kaioshin teme que el rebote de la energía signifique el fin de todo. Ajenos a esos temores, Bills y Goku continúan luchando, mientras en la Tierra se sienten los efectos del poder destructor de ambas deidades. En el barco de Bulma, Mr. Satan teme que sea el fin del mundo, lo que es confirmado por Wiss, quien dice que no pensaba que el Super Saiyajin God tuviera esa fuerza. Explica que los poderes de Bills y el Super Saiyajin God son tan fuertes que destruirían el mundo. Mr. Satan, preocupado por su hija embarazada, le pide a Wiss que los proteja, incluso le ofrece comida gratis en todo el mundo. Pero tras considerar su tentadora oferta, Wiss lo rechaza. En el espacio exterior, Goku y Bills continúan peleando. Una gran luz se expande a la Tierra y Gohan vuela a proteger a Videl. La luz se expande por todo el espacio, pero la Tierra no ha sido destruida. Según Satan fue el milagro de su amor lo que protegió a la Tierra. Wiss se muestra sorprendido por la decisión de Bills. La Tierra no fue destruida porque Bills convirtió toda la energía en nada utilizando, ahora sí, el 100 % de su poder, que no quería revelar ante un saiyajin. Pero ahora su orgullo hace que decida luchar de verdad. Bills y Goku como Super Saiyajin God vuelven a pelear. Tras intercambiar golpes, Bills ataca con una energía, pero Goku responde con cabezazos. A pesar de que están luchando al máximo, la Tierra no se destruye, lo que Ro Kaioshin atribuye a que es solo una pelea. Bills se percata que la transformación en Super Saiyajin God está llegando a su fin. En la Tierra, Goten y los demás vuelven a sentir la energía de Goku, lo que significa que ya no es más el Super Saiyajin God. Pikkoro intenta detener a Días, quien quiere irse, pero Vegeta (que no se había movido un ápice desde que Bills y Goku iniciaron la pelea en el espacio) interviene y evita un incidente. Pikkoro se sorprende y se pregunta si aún no es tiempo de perder la calma, pese a que podría ser el fin. Vegeta regresa a su posición. Goku, transformado en Super Saiyajin, sigue atacando a Bills, sin darse cuenta del fin de la transformación de Super Saiyajin God e incluso logra darle unos golpes. Bills le pregunta si no se ha dado cuenta del fin de la transformación del Super Saiyajin God. Goku, sin embargo, no ha sentido el fin del poder. Considera que el poder del Super Saiyajin God se ha fusionado con Goku y se ha vuelto su fuerza. Indica que el brillo rojo ahora arde dentro del saiyajin. Ambos entonces siguen peleando, y todo indica que Bills y Goku lo disfrutan al máximo. En el siguiente episodio probablemente llegue a su fin la batalla de los dioses.

Post by ladyotaku

Related post

Comment(0)

Leave a Comment