Imagen: Kazue Kato / Shueisha / A-1 Pictures
Aclaración: Este post fue escrito el 23 de enero de 2012. Por algún motivo (se me extravió dentro de Google Docs – ahora Drive), recién lo encontré este año. Pensé en rehacerlo, pero decidí dejarlo tal y como lo escribí.   Confieso que empecé a verla sin esperar mucho. No obstante, desde el primer episodio el anime Ao no Exorcist, conocido también como Blue Exorcist, capturó mi atención y se convirtió en uno de mis títulos favoritos del 2011. El argumento en sí, para un cristiano, tiene un elemento interesante que para un japonés promedio no es más que anecdótico: el hijo de Satanás quiere matar a su padre. Desde ese primer punto, ya tiene algo a su favor, aunque es más que nada el descubrimiento de los secretos de los protagonistas lo que hace avanzar la historia. Vayamos por partes y cucharadas. Rin y Yukio Okumura son dos hermanos gemelos que viven en una iglesia. Ellos han sido criados por Shiro Fujimoto, un sacerdote que destaca por su apariencia “cool” y que es querido por todos. Pese a ser similares físicamente, Rin y Yukio son completamente diferentes en otros aspectos. Rin, el mayor de los hermanos, tiene una fuerza “superior” a la promedio y siempre se ve envuelto en problemas. No puede mantener un “arubaito” (part time job) y suele ser regañado por Fujimoto. Su hermano menor, Yukio, es mucho más serio, es lo que los padres esperan de sus hijos; estudioso y desde un primer vistazo podría decirse que tiene un mejor futuro por delante. Rin tiene problemas para aceptar su propia naturaleza y es que desconoce que él , al igual que Yukio, es el hijo del demonio de llama azul, conocido como “Satanás”. No obstante, en el primer episodio, de una manera dolorosa, descubre en voz de Fujimoto quién es su padre verdadero y también se revela que en realidad, Shiro es un “exorcista”, de hecho más adelante descubrimos que es el mejor exorcista. Rin, además, descubre que solo él ha heredado los poderes de Satán. Además,  Fujimoto le entrega una espada, que es la que sella su poder y le permite vivir como humano. Para rescatar el cuerpo de Fujimoto de las garras de Satán, Rin desenvaina la espada y desde ese momento, su cuerpo presenta rasgos demoníacos, y no podrá dar vuelta atrás.   Como es de suponer, los exorcistas que luchan contra los demonios, ven al hijo de Satán como un enemigo al que hay derrotar. No obstante, Rin decide que debe convertirse en un exorcista para poder vengar la muerte de quien considera su verdadero padre, Fujimoto. Es así que Rin entra a un instituto en el que se entra a exorcistas. Allí Rin se da cuenta que él era el único en la Iglesia que desconocía su naturaleza. Yukio no solo sabía que su hermano guardaba los poderes de Satán, sino que incluso, ya es un exorcista pues inició su entrenamiento desde pequeño. Rin deberá guardar secreto de su condición ante sus compañeros, quienes tienen más de un motivo para odiarlo por ser una de las semillas de Satán. Asimismo, deberá guardar el secreto para no convertirse en el blanco del Vaticano, organización detrás de la escuela de exorcistas. Los primeros episodios del anime siguen casi al pie al manga de Kazue Kato. No obstante, al promediar el episodio 15 se separa en una nueva historia, que para los seguidores del manga puede resultar algo frustrante.  No deja de ser entretenido el anime, pero es en el manga en donde se puede apreciar la riqueza de la historia. Somos testigos de la evolución de Rin como personaje, además de la difícil tarea de dominar las flamas azules sin que lo consuman. También vemos la evolución de la relación con su hermano, así como de la relación de los compañeros de clase de Rin, el paso de la rivalidad a la camaradería en acción. Por su puesto, del otro lado está el propio Satan  y los exorcistas del Vaticano, algunos más que renuentes a aceptar al hijo de Satán entre sus filas. El director de la escuela de exorcistas, Mephisto, “divertido” y que a pesar de pasar por inofensivo, sabemos que algo trama, a espaldas del Vaticano.

 

Lady Otaku en Twitter, Facebook, YouTube y G+

Post by ladyotaku

Related post

Comments(2)
  1. By Miguel

    El anime es interesante hasta cierto punto, los últimos capítulos son aburridos, debieron hacerlo similar al manga.

    2502 weeks ago | | Reply
  2. […] Ao no Exorcist: El exorcista de la llama azul […]

    2502 weeks ago | | Reply

Leave a Comment